BIVOL VENCE AL «ZURDO» Y RETIENE EL CETRO

Box Portada

Después de derrotar inobjetablemente a la estrella mexicana Saúl ‘Canelo’ Álvarez, el ruso Dmitry Bivol volvió a causarle una herida profunda a los fanáticos mexicanos al boxeo cuando derrotó por decisión unánime al mazatleco Gilberto ‘Zurdo’ Ramírez en la pelea estelar de una cartelera efectuada este sábado en la Etihad Arena de Abu Dhabi, Arabia Saudita.

Los jueces votaron (118-110, 117-111 y 117-111) a favor del ruso de 31 años.

«Me probé a mí mismo que puedo ser el mejor tipo del mundo», dijo Bivol, el boxeador libra por libra número 8 de ESPN. «… El león no es el animal más grande de la selva, pero es el rey. El ‘Zurdo’ es más grande que yo; no importa».

Con la victoria, Bivol retuvo por décima ocasión el cinturón de campeón mundial semipesado de la Asociación Mundial de Boxeo (AMB) y despacha en fila a dos de los grandes boxeadores mexicanos de la actualidad. Ahora el euroasiático lleva alrededor de cinco años con el cinturón de la AMB.

Bivol ahora tiene récord de 21-0-0, 11 KO’s.

Bivol, quien pelea desde San Petersburgo, Rusia, controló la acción desde la campana inicial con su excelente jab, su suave juego de pies y su sincronización impecable.

En peleas anteriores, Bivol se contentó con boxear desde afuera, pero contra Álvarez, fue mucho más agresivo y desató combinaciones de cinco y seis golpes. Y una vez más, Bivol se adelantó. Aplicó presión sabiamente y acribilló a Ramírez con jabs y derechas directas que dieron en el blanco una y otra vez.

Curiosamente, Ramírez intentó boxear a Bivol, en lugar de disparar golpes al cuerpo y presionar al campeón. La estrategia simplemente facilitó las cosas para Bivol, quien usó una velocidad de manos y un juego de pies superiores para evadir los golpes de poder de Ramírez y hacerlo pagar.

Ahora, Bivol espera pelear contra Artur Beterbiev, quien posee tres títulos de peso semipesado, en uno de los mejores enfrentamientos que el deporte puede ofrecer. Beterbiev, el boxeador libra por libra No. 7 de ESPN, está listo para pelear contra Anthony Yarde el 28 de enero. Pero si sale victorioso, una reunión con Bivol coronaría a un campeón indiscutible de 175 libras.

«Tengo un objetivo, quiero ser campeón indiscutible, pero no todo depende de mí», dijo Bivol. «Si todo depende de mí, peleo por los cuatro cinturones… Espero que me estén escuchando, lo que quiero. Soy como un niño que tiene un sueño, quiero ir con este sueño».

Si Bivol no puede conseguir a Beterbiev a su debido tiempo, existe la posibilidad de una revancha con Álvarez, quien recientemente se sometió a una cirugía en la muñeca izquierda. Cuando Bivol derrotó a Álvarez en mayo, la pelea se disputó en 175 libras por el título de peso semipesado de Bivol. ¿Consideraría Bivol pelear contra Álvarez en las 168 libras, donde sigue siendo campeón indiscutible de peso súper mediano, para perseguir su sueño?

«Por cuatro cinturones, es una pelea interesante. ¿Por qué no?» Dijo Bivol. «Pero recuerda, soy semipesado. Este es mi peso».

Y en este momento, Bivol podría ser incomparable en su peso. Después de todo, Ramírez ingresó a la pelea clasificado como No. 3 en 175 libras por ESPN y no fue ni remotamente competitivo, aunque parecía creer lo contrario.

«Creo que hice lo suficiente», dijo, «pero los jueces hacen su trabajo».

Solo Beterbiev, al parecer, tiene alguna posibilidad de cambiar el reinado del título de Bivol, que ahora tiene cinco años y 10 defensas (y contando).

Ramírez era el hombre más grande, a pesar de que es un excampeón de 168 libras que subió a 175 en 2019. El mexicano de 31 años detuvo a sus cinco oponentes de peso semipesado dentro de la distancia, pero nunca fue realmente competitivo en la pelea con Bivol.

Para el mexicano este representó su primer revés en su carrera profesional. Ramírez presenta balance de 44-1-0, 30 KO’s.