CASTIGAN EN MLB, NFL y NBA… ¿Y LA LIGA MX?

Liga MX Otros Portada Soccer

Un video que mostraba al corredor de los Ravens, Ray Rice, golpeando a su prometida en un elevador en 2014, modificó por completo la forma de atacar la violencia doméstica en el deporte estadounidense. A partir de ese momento, las ligas más relevantes de EU comenzaron a instituir políticas para combatir la violencia doméstica, agresión sexual y abuso infantil.

Tras ese suceso, la NFL tuvo que adoptar de inmediato una política para erradicar la violencia, y le siguieron las Grandes Ligas al año siguiente. En julio de 2017, la NBA introdujo dicha medida.

Las 3 Ligas dejaron estipuladas nuevas normas en ese tema en los contratos colectivos con los sindicatos de jugadores, y las sanciones pueden ser impuestas por el comisionado y por las franquicias. Hay algunos casos de violencia, que con todo y que no termine el proceso legal se puede castigar, pues hay pruebas.

Un estudio hecho por el Centro para el Deporte en la Sociedad de la Northeastern University reveló que 150 atletas profesionales habían sido denunciados entre 1990 y 1996, y solo 28 fueron procesados.

Ligas como la NHL y MLS, aunque no tienen estipuladas políticas con sus sindicatos, sí han castigado a jugadores que son señalados por el tema de violencia doméstica.

Lo despiden los Blue Jays

En 2018, la MLB suspendió por 75 partidos al pítcher mexicano Roberto Osuna, quien jugaba para los Toronto Blue Jays, por violencia intrafamiliar y sin derecho a percibir su sueldo, por lo cual su equipo decidió rescindirle el contrato.
  • Jugadores como José Torres y Odúbel Herrera llegaron a sumar 100 y 85 juegos de suspensión, respectivamente, por violencia doméstica.

  • Héctor Olivera (2016) – 82 juegos
  • José Reyes (2016) – 51 juegos
  • Addison Russell (2018) – 40 juegos
  • Aroldis Chapman (2016) – 30 juegos
  • Julio Urías (2019) – 20 juegos
  • Jeurys Familia (2016) – 15 juegos
  • Steven Wright (2018) – 15 juegos

Nunca volvió a la NFL

Ray Rice primero fue suspendido dos juegos y después indefinidamente. Jamás volvió a jugar en la NFL.
  • En 2019, el corredor Kareem Hunt golpeó, derribó y pateó a una mujer en un hotel, lo que le derivó en una suspensión inmediata y su despido de los Chiefs de Kansas City. Meses después, los Browns de Cleveland lo contrataron.

  • Ezekiel Elliott fue suspendido por 6 duelos, después de estar envuelto en un caso de violencia doméstica donde al parecer hubo agresiones físicas en contra de su pareja, Tiffany Thompson, en 2017.
  • También aparecen en la lista de agresores Antonio Brown, Adrian Peterson, Brandon Marshall, Santonio Holmes, Dez Bryant, Ray Lewis, Chad Ochocinco, James Harrison, entre otros.

Les caen varios juegos

Darren Collinson y Ron Artest fueron suspendidos 8 encuentros por problemas de violencia doméstica.

Y en México… nada

El futbol mexicano suele ser un punto y aparte en la manera de manejar ciertos incidentes que en otras ligas serían imperdonables. El caso más reciente es el de Renato Ibarra, nuevo refuerzo del Atlas, quien fue detenido el pasado 6 de marzo por la Policía capitalina ya que fue acusado de golpear varias veces a su pareja Lucely Chalá, quien en ese entonces estaba embarazada y debido al ataque estuvo cerca de abortar. Después de rendir su declaración en el Ministerio Público, Ibarra fue trasladado al reclusorio por el delito de "tentativa de feminicidio". Fue liberado tras llegar a un acuerdo con Chalá.

El futbol mexicano suele ser un punto y aparte en la manera de manejar ciertos incidentes que en otras ligas serían imperdonables. El caso más reciente es el de Renato Ibarra, nuevo refuerzo del Atlas, quien fue detenido el pasado 6 de marzo por la Policía capitalina ya que fue acusado de golpear varias veces a su pareja Lucely Chalá, quien en ese entonces estaba embarazada y debido al ataque estuvo cerca de abortar. Después de rendir su declaración en el Ministerio Público, Ibarra fue trasladado al reclusorio por el delito de «tentativa de feminicidio». Fue liberado tras llegar a un acuerdo con Chalá.

FUENTE CANCHA