FESTEJO DE 330 MDD ENTRE HARPER Y DUEÑO DE FILIS

Béisbol MLB Portada

FILADELFIA — El multimillonario dueño de los Philadelphia Phillies puso sus puños en el pecho de Bryce Harper y bromeó que los $330 millones de dólares que cobra en su contrato era una cifra que se quedaba corta.

Resultaba absurdo establecer un precio por el momento para John Middleton mientras se abrazaba con Harper en medio de la celebración por el campeonato de la Liga Nacional. Fue el momento que los dos habían visualizado cuando Middleton abordó un avión en febrero de 2019 rumbo a Las Vegas para cortejar a Harper en reuniones y cenas que acabaron con un pacto de 13 años y $330 millones, el más lucrativo en la historia del béisbol firmado por un agente libre.

Entonces cuando Harper y Middleton finalmente se abrazaron –una vez que los Phillies vencieron por 4-3 a San Diego Padres el domingo en el quinto juego de la Serie de Campeonato de la Liga Nacional para alcanzar su primera Serie Mundial desde 2009– las emociones fueron más personales.

“¡Claro que lo fue!”, aseguró Middleton. “Son $330 millones de dólares después, promesas mutuas de comprometerse a ganar y hacer lo que fuese necesario para ganar”.

Harper respondió en la postemporada, escenario poco frecuente para una franquicia con dos campeonatos de la Serie Mundial en 140 años. El jonrón que quedará grabado entre los grandes momentos en la historia del equipo –el batazo que tuvo a Middleton y los aficionados de los Phillies clamando para que la pelota siguiera viajando– fue el que produjo dos carreras en el octavo inning y marcar la diferencia para que el equipo accediera al Clásico de Otoño y que incluso dejó perplejo por un rato a Harper.

“¡Cielos! Acabo de hacer eso», dijo Harper en la caseta.

Houston será la próxima parada.

Gracias a Harper, los Phillies tienen una clara oportunidad de llevarse la Serie Mundial ante los Houston Astros, campeones defensores de la Liga Americana. Los números son sólo una parte de la historia, incluso cuando el bateador designado de 30 años continúa acumulando estadísticas que lo ponen entre los mejores en la historia de la postemporada. Todo esto mientras declara al Citizens Bank Park su casa.

Harper es líder en el clubhouse, con sus botines y banda del Phillie Phanatic, sus innovadoras camisetas y al hacer mención a las legendas del deporte de la ciudad. Además de que lo acogió a la afición y la presión de jugar en un ciudad como pocas en cualquier deporte.

“Todo lo que pensamos que es, ha resultado cierto”, aseguró Middleton. “No hemos tenido decepciones. A veces cuando pasas por el proceso piensas que entiendes a una persona y lo que obtienes llega a ser un poco distinto. No hay nada diferente en Bryce. Está comprometido con ganar. Hará lo que sea necesario. Creo que si le dijera que tiene que jugar en tercera base, jugaría en tercera base”.

El jardinero derecho, que saludó con una reverencia a los aficionados cada vez que corrió para iniciar los partidos fue obligado a cambiar a la posición de bateador designado en abril debido a un pequeño desgarre en el ligamento colateral en el codo con el que lanza. Debido a que no podía lanzar con la lesión, si la Liga Nacional no hubiera adoptado la regla de bateador designado, Harper seguramente hubiera estado fuera un largo tiempo, si no es que toda la temporada.

Hay que recordar que cuando Harper se fracturó el pulgar en un lanzamiento de Blake Snell, de San Diego, a finales de junio, se temió de que quizá regresaría hasta el próximo año.

El Jugador Más Valioso de la Liga Nacional en 2021 tuvo un bajón al final de la campaña regular mientras los Phillies intentaban asegurar un comodín. Pero en los playoffs ante St. Louis Cardinals, Atlanta Braves y San Diego, los números de Harper se dispararon más allá que las ventas de su camiseta. A diferencia del toletero de los Padres, Manny Machado, Harper no pidió una cláusula de salida en su contrato, aunque su nivel mostado en la postemporada hubiera sido un gran incentivo para negociar.

Entre sus otros logros de octubre:

— Harper batea para .419 con seis dobles, cinco jonrones, 11 impulsadas, 10 anotadas, y un OPS de 1.351 en la postemporada.

— Sus 11 hits de extrabase representan la mayor cantidad de un pelotero de los Phillies en la postemporada, y su racha de 10 juegos dando de hit igualó a Lenny Dykstra (1993) para la más larga del equipo en los playoffs.

— El decisivo jonrón de Harper fue el sexto en la historia de los playoffs que se conecta en el octavo inning o más tarde para poner en ventaja a un equipo en juego para sentenciar una serie.

“Mejor imposible”, comentó el manager de los Phillies, Rob Thomson. “Me demostrado una vez y otra vez que nada le arredra, y ha respondido tantas veces. Es lo que esperas de él cuando va al plato.

Fue lo que hizo Harper el domingo. Con los Phillies perdiendo 3-2 y el relevista Robert Suárez en el montículo, Harper alzó la voz en la cueva.

“Vamos a darles algo que nunca olvidarán”, dijo.

Y vaya que lo hizo.