FRAMBER VALDEZ CERRO CON BROCHE DE ORO EL 2022

Astros Béisbol

HOUSTON — Framber Valdez cerró con broche de oro lo que fue un 2022 para el recuerdo, posibilitando en la lomita una segunda corona de los Astros de Houston en los últimos seis años.

El zurdo dominicano lanzó 6.0 entradas de dos hits, dos bases por bolas, una sola carrera y nueve ponches para adjudicarse la victoria en el Juego 6 de la Serie Mundial contra los Filis el sábado, cuando los Siderales ganaron su segundo Clásico de Otoño desde el 2017.

“Es un orgullo ganar la Serie Mundial, demostrar que sí podemos”, dijo Valdez después del partido. “Estamos haciendo las cosas bien”.

Lo hecho por Valdez el sábado fue la coronación de un brillante 2022 para el quisqueyano. Dentro de su mejor campaña como ligamayorista — marca de 17-6, efectividad de 2.82 y un récord de 25 salidas de calidad en la temporada regular –Valdez siguió el ritmo en la postemporada, con récord de 3-0 en cuatro aperturas, promedio de carreras limpias de 1.44 y 33 ponches en 25.0 innings lanzados.

En el Juego 6 el sábado, Valdez no se vio con el comando que había caracterizado sus aperturas anteriores en esta postemporada, ya que sus dos bases por bolas fueron en los primeros dos episodios. Pero ahí entró lo que ha enfatizado el oriundo de Palenque durante todo este año: La mentalidad le ha inculcado el coach/psicólogo Andy Núñez.

“El enfoque”, dijo Valdez sobre su forma de mantenerse con calma y enderezar el barco contra los Filis el sábado. “El enfocarme en el juego. Mantenerme enfocado, no desconcentrarme por la situación”.

Al contrario, Valdez se repuso y en un momento, retiró a 10 bateadores consecutivos.

“Tremendo. Pitchó un gran juego”, comentó el receptor de los Astros, el boricua Martín Maldonado, quien también notó la forma en que Valdez pudo arreglar los pequeños errores de las primeras dos entradas. “Mantuvo el juego. Él sabe lo que tiene que hacer y ejecutar pitcheos es lo que hizo”.

El único daño que le hizo Filadelfia a Valdez el sábado fue un jonrón solitario de Kyle Schwarber en el sexto inning, el último de su presentación. De ahí en adelante, el cubano Yordan Álvarez y la ofensiva de los Astros se encargaron de anotar cuatro carreras en el cierre de la entrada y darle el triunfo al zurdo.

“Es un placer, es un orgullo”, dijo Valdez acerca de ser el lanzador ganador de un partido decisivo en una Serie Mundial. “Es un anhelo que yo quería. No lo logramos el otro año, pero sí este año y estamos ahora dándole gracias a Dios por todo”.

De hecho, Valdez se adjudicó dos de las cuatro victorias de Houston en esta Serie Mundial, permitiendo apenas seis hits y dos carreras en un total de 12.1 capítulos, con 18 ponches.

¿Cómo va a celebrar el campeonato?

“Con champaña, bebida y mucho romo”.