TOMATEROS GANA SERIE A MAZATLÁN

Béisbol LMP Portada

Culiacán, Sinaloa (Prensa Tomateros).-José Luis Bravo y tres relevistas se combinaron para controlar a la ofensiva de los Venados de Mazatlán, mientras que Jesús Fabela lució con juego de cuatro imparables y dos producidas. Al final, los Tomateros de Culiacán derrotaron 4-2 a Venados en el tercero del Clásico Sinaloense, disputado en la casa de la Nación Guinda.

Con este resultado, la novena de casa se llevó la serie, dos victorias a una.

Desde la lomita, José Luis Bravo (2-1), lanzó las seis primeras entradas, con tres hits permitidos, dos carreras y seis ponches. Con su segunda victoria, igualó marca personal para una campaña.

A Bravo lo relevaron Carlos Machorro, Kevin Marnon y Sasagi Sánchez, quien se llevó su juego salvado número tres en la campaña. El bullpen en conjunto, no admitió hits y solamente entregó un pasaporte.

Los Tomateros al igual que el resto de la liga, tendrán día libre este lunes y a partir del martes, comenzarán serie en Navojoa, contra los Mayos. La rotación probable será: Manny Barreda, Carlos De León y Ricardo Estrada.

Los Venados volverán al puerto para recibir a los Yaquis de Obregón que llegar de ganar serie en casa ante Guasave.

En Monterrey, Nuevo León, con bateo oportuno y una buena apertura de Brandon Brennan quien contó con relevos que pudieron contener a la ofensiva rival los Naranjeros de Hermosillo se impusieron este domingo cinco carreras a dos a los Sultanes de Monterrey para llevarse la serie en tierras regiomontanas y ganar así su tercera serie en forma consecutiva para mantenerse en el primer lugar del standing de la primera vuelta.

En Mexicali, Baja California, con ofensiva de 13 imparables, entre ellos panorámicos vuelacercas de Kevin Zamudio y Niko Vázquez, en conjunto con gran labor monticular de David Reyes, Los Águilas de Mexicali se quedaron con la “Serie Leyenda” al vencer a Mayos de Navojoa por abultado marcador de 10 carreras contra 3.

En Ciudad Obregón, Sonora, el zurdo Javier Arturo López tuvo una magnífica salida para llevar a los Yaquis de Obregón a la consecución de su segunda serie, derrotando por pizarra de 7-1 a los Algodoneros de Guasave.